La Ría de Arousa se caracteriza por sus aguas frescas y cristalinas, ricas en plancton y en las que crecen algunos de los mejores moluscos del mundo. La volandeira (Aequipecten opercularis) es un molusco bivalvo que vive en los fondos arenosos de nuestra Ría, en profundidades de agua de hasta 40 metros donde se alimenta de plancton.

Su nombre proviene de su forma de moverse entre las corrientes de agua, gracias a las rápidas contracciones de sus músculos que cierran las valvas y parece que “volara en el agua”.

Debido a la abundancia de plancton en este agua limpia, la volandeira crece muy rápidamente. Al cabo de tan sólo un año, alcanza el tamaño comercial de 4 cm.

Sólo podrá ser capturada durante la campaña, de noviembre a enero, por pescadores autorizados de las localidades gallegas de Rianxo y Cambados, utilizando el arte de pesca tradicional denominado “Bou de Vara”. Este dispositivo se remolca ligeramente por encima del fondo marino y utiliza una red para atrapar las volandeiras que “saltan” desde las profundidades.

La volandeira es muy rica en vitaminas A y B, baja en grasas, alto contenido proteínico y minerales como calcio, yodo y fósforo entre otros.